Amalgama

Después de RAICES lo único que quería ver era una continuidad, no propia, sino descubrir que no soy el único iluso con la motivación para luchar por algo más grande en nuestra gastronomía. A lo largo del proyecto me enteré que 4 amigos míos están involucrados en un proyecto con unas aspiraciones aún más grandes que las mías y, aunque lamentablemente no soy parte de este proyecto, me tiene entusiasmado ver el potencial de lo que pueden lograr.

Amalgama es un proyecto con la intención de consolidar y promover la escena gastronómica guatemalteca a través de un evento abarca recorridos gastronómicos, mercados, talleres, conversatorios y conferencias.

Entre sus metas está la dignificación del oficio, la consolidación de una comunidad gastronómica, la diversificación de la mixología y la demostración del producto local como producto de alto valor.

La verdad estoy pendiente sobre todo lo que será Amalgama y no puedo decir na concreto aún, lo que si puedo decir es quienes están detrás de esta iniciativa.

edgar

Soy un humano de naturalidad polifacética y nacionalidad guatemalteca actualmente dedicado a la restauración; en especial a la coctelería. He dado clases, he recibido clases, he diseñado, y ahora que me dedico a la gastronomía, veo hacia atrás y sé que el camino que se recorre no es una sucesión aleatoria de acontecimientos, sino una escuela de vida que te ayuda a encontrar a tu persona y a tu objetivo final.

El primer trago que alguna vez preparé fue un GinTonic. Un comensal se acercó a la barra, vió una botella de ginebra y lo pidió. Yo no tenía idea de lo que era un tonic o de lo que se compone una ginebra. Pero a mi alrededor siempre tuve excelentes mentores, a partir de sus consejos y sobre todo a partir de la experimentación, ahora un GinTonic es un cóctel más de la lista que sé preparar.

La primera vez que probé cusha fue una experiencia agradable. “Primero le das a tomar a la tierra y luego podés tomar vos”.

La primera vez que participe de una ceremonia religiosa maya fue experiencia enriquecedora, “La tierra nos dice dónde quiere que armemos el altar”, dijo el Xamán, después de buscar y buscar lo encontró. “Allí ningún árbol pega, siempre se nos muere lo que plantamos ahí”, dijo la dueña de la tierra. “Con más razón, aquí tiene que ser”.
La primera vez que comí Bachá fue experiencia reveladora, “Sacamos de la tierra el tamal ya cocido, destapamos y usamos la tortilla como cubierto”.
Fue entonces cuando comprendí, “Es de la tierra, de mi tierra, de donde soy, de donde me alimento y a lo que tengo que agradecer”.

Y ¿cuál es mi objetivo final?

El servicio.

 

marvin

Cuenta la leyenda que todo comenzó un 7 de Noviembre de 1,988 que vi por primera vez la luz… no me acuerdo, pero así me cuenta mi familia (puede ser mentira). He tenido un largo camino con procesos en la vida antes de lo que soy, pero nada de esto me llenaba a totalidad como persona hasta que encontré el mundo del servicio en barra como algo que me gustaba más que todo lo que había vivido en mi búsqueda por encontrar lo que amaba, lo que me hacía ser más yo, lo que me sacaba una sonrisa, lo que me hace sentir libre.

La coctelería es algo que no tenía un valor en Guatemala y si quería entrar al mundo de la coctelería tenía dos opciones, meterme de cabeza en el aprendizaje fuera del país (no había un lugar para desarrollarla en Guatemala) o luchar por implantar una cultura en Guatemala para que la gente apreciara el arte detrás de cada coctel. En la edición 2015 de World Class Competition y tras 4 meses de eliminatoria entre cantineros conocidos, otros que nunca había visto y otros que vería muy seguido a raíz de estos días… Logre pasar al último día de eliminatorias donde solo quedábamos 10 participantes, 2 eliminatorias más y 3 pruebas que pondrían nuestras virtudes a tope. ¿Mi gran sorpresa este día? Fuí seleccionado para representar a Guatemala en el Global World Class Competition en Sudáfrica, y claro casi me da el patatush.

Previo a la gran final global en Sudáfrica, nos tocó reunirnos a los 8 representantes de Latinoamérica en Panamá para el bootcamp en donde me daría cuenta de cuánto cambiaría mi vida el ser cantinero y meter amor como el ingrediente principal en cada preparación de un coctel.

Tuve la dicha de fundar un bar el cual nació de mis sueños, ganas de emprender en un negocio y tener un mayor Net Working. Me comencé a rodear de gente apasionada por la gastronomía, todo se dió de manera muy orgánica y pura, ¡LA GASTRONOMÍA Y YO NOS HABÍAMOS ENCONTRADO!

Soy fiel creyente de que cada buena acción y cada buena intención tienen una respuesta positiva en nuestras vidas, y una de esas respuestas positivas, por hacer bien las cosas y por amar lo que hago, es el haber conocido a mis compañeros de Amalgama.
Donde hay amigos hay cocteles, donde hay cocteles siempre habrá amigos

nancy

En una oportunidad un profesor y amigo me regaló una pluma, acompañada de una carta en donde decía: “…y nunca pierda la chispa que la mantiene viva, al ser apasionada por iniciar siempre cosas nuevas…” y aquí estoy, honrando ese espíritu aventurero disfrutando de esta montaña rusa que es la vida, acompañada de una copa de vino y siempre sonriente.

Amo viajar, los animales, la naturaleza, el deporte, compartir con amigos y conocer siempre nuevas personas, encuentro inspiración en mi familia.

Soy apasionada por los vinos, siempre me deleito con nuevas etiquetas y la historia detrás de cada uno, pero mi vino favorito es Tikal Patriota, un blend de Malbec-Bonarda, muy expresivo en cuanto a aromas, sabores y sensaciones, agregando la inspiración en los templos de la civilización Maya, en Tikal, Petén. ¡Sin duda es arte, historia y poesía, expresada a través del vino!

Siempre he estado detrás del telón dando una experiencia, preocupándome desde la selección de una bodega de vinos que quiero representar, el cuidado de las botellas, la importancia de capacitar al personal y empoderarlos a través del conocimiento, para que cuando tengás un primer acercamiento con el vino sea espectacular y que realmente sea una recomendación basada en la experiencia del asesor para que sea algo memorable para vos.

Dentro de la experiencia de disfrutar de una copa de vino abrís tus sentidos y los retás, desde la presentación de la botella y lo que te expresa a través de su etiqueta, los aromas, el color, la sensación en el paladar, la experiencia de maridaje al combinarlo con los alimentos, la persona con quien estás disfrutando ¡Esta pasión!… en fin, hay muchas sensaciones alrededor y cuando logras que esa experiencia simplemente sea perfecta, querés compartirla con los demás para que también la vivan. Es esa pasión por los detalles, por descubrir, por aprender, por compartir y que seamos cada vez más personas que aprendamos a disfrutar este tipo de experiencias.

En la medida en que las personas y asesores de servicio nos encontremos con más conocimiento, más experiencias y seamos más exigentes, elevaremos considerablemente las expectativas y se generará este círculo virtuoso donde valoremos más el servicio, el conocimiento, la variedad de oferta gastronómica y que todo se traduzca en una experiencia realmente espectacular. A esto es precisamente lo que deseo contribuir y es lo que me ha motivado a ser parte de esta gran Amalgama gatronómica.

 

quique.jpg

Nací en la Ciudad de Guatemala y crecí en un ambiente lleno de la cultura gastronómica, y me motivó a viajar por Argentina, Colombia y por toda Guatemala para aprender, explorar y trabajar en el entorno, logrando consolidar mis conocimientos para prepararme a la vida, desde saber a cocinar un buen plato, saber servirlo, saber maridarlo y saber disfrutarlo. Así me enamoré del vino y se convirtió en mi pasión.

Cuando veo una botella de vino, lo primero que pienso, es en tomármela, explorar el proceso por el que pasó el vino para estar ahí embotellado frente a mí, buscar sus secretos.

Mi vino favorito, Angélica Zapata – Cabernet Franc -, me hace recordar los momentos más especiales que viví en Argentina y poder compartirlo con los demás, lo hace aún más especial.

Amo la gastronomía, amo el vino y amo a Guatemala.
Me inspira poder compartir mis conocimientos y experiencias, disfrutando de momentos de mi vida rodeado de personas para crear ambientes de confianza en comunidad y deleitar con un buen vino, resolviendo inquietudes y enseñar sobre su importancia en la historia de la humanidad.
Esto me hace ser parte de Amalgama.

La felicidad está disfrutar de estos pequeños momentos.

 

logo basico.jpg

 

Redactado por: André Schrei

Imagenes vía Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s