Red Velvet. Los origenes

6802046545_91ccb3a2a6

 

El Red Velvet es uno de mis pasteles favoritos por varias razones: la textura, el sabor ligeramente dulce, una cierta acidez que lo acompaña y el chocolate.

La consistencia del pastel se logra gracias a la humedad de la remolacha; la acidez de la mezcla que estabiliza la antocianina y; la yema de huevo que estabiliza la mezcla, obteniendo un bizcocho húmedo y homogéneo. Similar textura logran los pasteles cuando utilizas entre sus ingredientes cucurbitaceas como el güicoy, la calabaza o zuccini.

El origen del red velvet es similar al de las mejores comidas que he conocido. La escasez, el mejor amigo de la creatividad. Durante la segunda guerra mundial existió escasez y racionamiento pero los postres no dejaron de existir y, los pasteleros debieron encontrar una manera de volver sus postres más atractivos a través del color, desarrollando un pastel con remolacha que retenía humedad y agregaba color.

Por esto el Red Velvet original era rojo y su nombre se lo debe a la textura “aterciopelada” que otorga la humedad al pastel. Durante la gran depresión la empresa Adams Extract de Texas aprovechó la ocasión de promocionar sus colorantes en Estados Unidos a través de su receta de Red Velvet, receta que mantiene una alta acidez y manteca como medio graso, simulando un pastel húmedo, esponjoso y de color brillante.

Este pastel es considerado tradicionalmente del sur de Estados Unidos, cubierto con roux icing de mantequilla o “ermine Icing“, una mezcla hecha a partir de un roux de leche, mezclado con mantequilla cremada.

Algunos dicen que el pastel nació en Canada, algunos dicen que  Waldorf-Astoria fue el inventor, pero la receta de Adams es anterior lanzamiento del pastel de Waldorf y la popularidad del red velvet en Canadá no fue sino hasta 1940, receta creada por Lady Eaton según teoría popular.

La popularidad de este pastel se la debemos a varios factores en el mainstream. La aparición del pastel en forma de armadillo en Steel Magnolias (1989). Magnolia Bakery , una pastelería en Manhattan y varias pastelerías en NY que quisieron que dicho pastel fuera su firma.

Actualmente en Guatemala los únicos que están haciendo el Red Velvet tradicional sin colorante es Wunderkeks Bakery, un pastel que es rojizo pero no será nunca un pastel rojo intenso (o eso espero, considerando que los clientes no siempre parecen complacidos con el “rojo”).

 

14033657_522415301285999_555086595_n

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Laura Magdaleno dice:

    El de ustedes el mejor, el único en realidad!! Mi favorito!!

    Me gusta

  2. Cabo Leeuwin dice:

    La tarta Red Velvet es mi preferida, me gusta con locura.

    No sabia que su origen era la remolacha. Yo la he comido siempre con colorante.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s