El casamiento entre comida y vino

Sin duda una de las sensaciones más extraordinarias es la combinación entre vino y comida resaltando sabores, a esto le llamamos: “maridaje”, palabra derivada del francés mariage  que significa matrimonio. En este caso entre comida y vino.

Así como no hay matrimonios iguales, en la comida también hay uniones diferentes, lo que nos permite cierta flexibilidad al momento de combinar vino y comida y olvidar la rigidez que se suele relacionar con el mundo del vino.

– Por armonía: se da cuando ambos comparten características similares y el encuentro de ambos potencia sus sabores.

– Maridaje por contraste: ocurre cuando el vino y la comida tienen contrastes pero son estas diferencias las que resaltan a ambos.

Lo importante del maridaje es el balance, ninguno resalta más que el otro, por el contrario, se encuentra un equilibrio dónde ambos sabores se perciben.

Por eso para elegir un vino debes pensar en la complejidad de los alimentos: si tu comida es muy condimentada un vino suave se perderá entre los sabores, por el contrario, si es una comida de sabores leves, un vino suave (usualmente un blanco o un tinto ligero) será la mejor elección.

En caso de una comida condimentada recomiendo un vino que haya tenido guarda en madera – esto puedes saberlo si por ejemplo estás eligiendo un vino chileno o argentino y ves en su etiqueta la palabra reserva-.

La mejor forma de aprender sobre maridajes es probar y descubrir tu propio paladar y la combinación que favorezca ambos sabores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s