El Girasol

En la cocina es fácil olvidar el valor de ciertos ingredientes por falta de costumbre, interés o simple despiste. El Girasol es uno de esos ingredientes menospreciados, tanto sus semillas como sus hojas y sus pétalos son comestibles y con sabores radicalmente distintos.

Los pétalos del girasol tienen un sabor ligeramente dulce y su textura es poco fibrosa en relación a otras flores, siendo un ingrediente fácil de utilizar para ensaladas o postres. Agregando además de sabor un color brillante y natural al plato.

Las semillas son altas en grasas y en algunos lugares las conocen como pipas y se utilizan como snack, en cocina se pueden utilizar para agregar crocancia a platillos de textura suave para generar contraste.

Las hojas de la planta tienen una textura áspera lo que hace que sea un  dificil de combinar a no ser que sean cocidos o previamente masajeados, su sabor es similar al de la espinaca y su contenido en fibra es alto. Por la textura poco usual, también se puede utilizar como un contraste simulando cierta astringencia.

Existen muchos ingredientes olvidados por la distracción que generan otras propiedades como su atractivo físico, al momento de elegir comer flores es necesario tomar ciertas precauciones debido a que no todas son comestibles pero si estás bien asesorado puede ser parte de una experiencia muy interesante.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s