El chocolate es posiblemente una de las comidas más apreciadas en el mundo occidental. Originario de mesoamérica el cacao se volvió relevante gracias a los procesos que comenzaron a aplicarle en Europa y por eso los mejores chocolateros se encuentran en Bélgica, Alemania, Francia y, en la actualidad, incluso España, sin embargo, el desarrollo del chocolate no se queda únicamente en la élite de la cocina como el chef mencionado en este documental, sino va mucho más allá al considerar a los productores.

Este documental, aunque es un trabajo periodístico mediocre y su información es limitada, es una ventana hacia una realidad desde diferentes perspectivas y por lo mismo lo recomiendo para cualquier involucrado en la industria de alimentos o simple curioso.

Fuera de la parte emocional y subjetiva de cada personaje, creo que hace falta mucha investigación al respecto de los origenes del chocolate, de las plantaciones, de las empresas que lo fabrican y de la historia del mismo. Además se ignora la parte química y física relevante, y termina siendo una contraposición de una versión romántica de la chocolatería americana, una versión esnob ligeramente ignorante de la alta chocolatería y una versión amarillista de la producción del cacao.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s